ENTREVISTA: “Mi sueño es que después de obtener mi título profesional, pueda volver a jugar en Europa”, Alfonso Olave, jugador de tenis de mesa, estudiante de TU en Preparación Física.

IMG-20150610-WA0012

A los 9 años, casi de forma accidental, Alfonso Olave (20) descubrió el talento que tenía para el tenis de mesa. Acompañando a su hermano que celebraba el triunfo en un campeonato de fútbol, vio una mesa y se puso a jugar con su papá. El dueño del lugar lo vio y lo felicitó por su técnica, él respondió que era la primera vez que tomaba una raqueta y jugaba tenis de mesa.

De ese momento, han pasado ya varios años y las experiencias que ha ganado Alfonso practicando esta disciplina que es considerada deporte olímpico desde el año 1977 no han sido pocas. A los 13 años empezaron los viajes, campeonatos nacionales, latinoamericanos, y sus buenos resultados los llevaron a tener la posibilidad de instalarse por 3 años en Europa, donde jugó en la liga profesional Alemana. Luego regresó a Chile y sus logros continuaron pues ya ha sido representante de nuestro país en 3 competencias mundiales: el 2012 como parte del equipo adulto en el mundial de Alemania; el 2013 en Marruecos y el 2014 en India, los dos últimos en la categoría juvenil.

“Los logros que he tenido no han sido fáciles, me ha costado mucho llegar donde estoy, a tener el nivel que ahora tengo, para eso mi familia ha sido incondicional y siempre me han apoyado, igual que mis entrenadores y la Federación de la que siempre he tenido apoyo. Hoy también debo agradecer a la Universidad y a mi directora de carrera y profesores por ayudarme a seguir mis sueños”, dice Alfonso Olave, tenimesista y estudiante de TU en Preparación Física

Aunque muchos lo asocian a los países asiáticos, el tenis de mesa como disciplina nace en el último cuarto del siglo XIX en  Inglaterra como una derivación del tenis y debe su nombre al sonido de ping que hacía la pelota de celuloide al impactar con las raquetas recubiertas en pergamino y el sonido pong al contacto de la pelota con la mesa.

Será este el sonido que Alfonso espera llevar hasta la ciudad de Gwangju en Corea del Sur  donde se desarrollarán las XXVIII Universiadas de Verano el 13 y 14 de julio, pues él al igual que otros 6 estudiantes de la UCTemuco se encuentran preseleccionados para integrar la Selección Chilena que representen a nuestro país en esta competencia.

Este sería un gran paso para este deportista quien se prepara también para participar en los selectivos sudamericanos y latinoamericanos que se realizarán en octubre, pero éste no es el principal sueño del futuro preparador físico. “Sueño con terminar mi carrera, convertirme en un profesional y volver a jugar tenis de mesa ojalá en Europa y poder combinar allí lo aprendido en la universidad”, concluye Alfonso Olave.